15.8.06

Diario de un repartidor

20:00
Otra vez voy a llegar tarde. Encuentro aparcamiento a duras penas, salgo del coche y me pongo la gorra. Odio la gorra. Nunca jamás me han quedado bien, tengo una cabeza extraña, anti-gorras. Le dedico mi mejor sonrisa a mis jefes y bajo al almacén-cochera... hay que subir las motos.
20:10
Primera disputa.
"Esa moto es mia". -A ver alma cántara... ¿dónde pone tu nombre?- "¡Aquí!". Un niño de 15 años me acaba de vacilar. Empezamos bien... No pasa nada... 18 días... 18 días y estaré en Bélgica... Además yo no soy ningun tiquismiquis, he repartido con motos que por poco se ganan ese calificativo... Al final me decido por una Derbi a la que se le queda el gas pillado... Espero que frene bien.
20:20
La calma que precede a la tempestad. Llega Jesús y la mejor de mis sonrisas sale sola, me encanta trabajar con él, quizás algún dia montemos un negocio juntos... NADA DE PIZZAS. Mientras nos llaman o no vamos haciendo cajas, o ayudamos a los camareros. Le digo un par de tonterías a Germán y a la Susi-Samba... Da gusto trabajar entre amigos.
20:35
Ya estamos hasta el cuello. Compruebo que mi moto tiene gasolina y a dar motazos por la city. Después de tanto tiempo como repartidor he aprendido a amar a mi pueblo. No tanto a su gente, más bien a su anatomía, a sus calles entrelazadas en el centro y a sus horribles adosados en las afueras, a esos nombres que me provocan ataques de dislexia... Ciertamente es un buen pasatiempo el dar vueltas con la moto en las noches de verano y contemplar la quietud que, poco a poco, va tomando la ciudad.
Segunda disputa.
-"Ese reparto no me toca a mí"... no coment
20:40-00:00
-Son 4'80, señora.-"Anda bonico, quédate con 10 céntimos de propinilla" (verídico)
-"La pizza no llevará X, no?" - Eh, oiga, a mí me pagan por repartir... (sustituir X por cualquier ingrediente).
-"¿Cuanto es? Por separado por favor"(dicho por 14 adolescentes semi-borrachos en un chalet, ninguno tiene un billete menor a los 20 euros y los pedidos no llegan a los 5 por cabeza... media noche en el chalet)
-"¡Qué caro!".- Pues si usted supiera lo que cobro le parecería más caro aún...
Todos estos comentarios se alternan entre sí y la noche sigue su curso. Entre viaje y viaje le digo alguna gilipoyez a Jesús, o él se recochinea de la poca propina que llevo... ¿Cómo lo hará?¡Siempre saca más que yo!
00:01
La técnica del niño.
Ésta es una técnica más que depurada para evitar dejar propina. Consiste en que el padre de familia manda a su benjamín con el dinero del pedido, y es el infante el que te atiende cuando tocas a la puerta. El niño jamás dejará propina, su padre no se lo ha dicho... y así el padre no queda como un tacaño insensible al no dar propina a un pobre repartidor que le ha llevado su pizza favorita a una hora bastante poco recomendable. La humanidad me sorprende.
00:15
Me encanta la comida de la pizzería. Voy a engordar una barbaridad, pero me da igual... está todo tan rico... Con el estómago lleno y la satisfacción del trabajo bien hecho, otro dia pasó. Cuando esté más inspirado contaré mis pensamientos sobre la moto... 4 horas dando motazos en modo autista sirven para pensar mucho :P

6 comentarios:

Gorgue dijo...

Pues si gas unas crudas pintaladas, pero cuanta razon tienes y es que mas de una vez he atentido al repartidor de butano en mi casa y siendo niño pos como que no sabes como va eso de la propina, una vez no le di, Niño!!! muy mal hay q dejar algo de propina!! la siguiente vez le dije que se quedara con la vuelta!! mi madre cuando me pidio la vuelta y le dije que esa era la propina que le deje, Niñooo!!! la proxima vez salgo yo... pos eso digo yo

one who go dijo...

bueno josel3, algo es algo, pero recuerda que lo bueno y lo que importa esta en los besos y esos es loq quiero.....! ya mismo el repartidor de pizzas sera alguien grande, que ya lo es, pero no todo el mundo lo sabe, un abrazo

BlackHeart dijo...

Pobrecitoooooooooooooooooooooooo!!!
Que lastimilla de niño :_
Bueno, piensa en lo que has dicho antes, dentro de poco estarás por ahí por el extranjero xD

Besitos ^^

XeLL dijo...

Como ya te están diciendo... piensa que ya mismo estarás en Hasselt, esto me recuerda que a mi sólo me quedan 10 días para irme!!!
Este finde me despediré de la gente en la feria de Málaga, supongo que estarás repartiendo y no podrás pasarte, así que ya te contaré a partir del día 25 como se siente un erasmus en sus primeros días (que nervios!!!).

Muchos besos y ánimo que esto ya mismo empieza ^^

Karz dijo...

Pues tío, cuando estemos en Hasselt, si un día hay que pedir pizzas... no se yo si va a llegar el presupuesto pa dejarle propina al repartidor... XD

Y ahora que lo pienso... ¿cómo se hace un sinpa al pedir comida a domicilio? :P

Falo dijo...

jeje, como te pazas tio!!! conste que a ti te deberían dar propina siempre!!! lo menos dos euros, pq eres to eficiente, rápido como una bala, y estas to weno xD

PERO A MI NO ME DAN PROPINA CUANDO VOY A PONER UNA ENCIMERA, Y NO ME QUEJO!!! y conste que cuando salgo del taller procuro ser lo mas simpático y complaciente con los clientes, que son las 4 de la tarde (cuando debería terminar de currar a las 3) y la señora quiere que le de un poco de silicona a las juntas del bidé... hombre, no es mi trabajo, pero que me cuesta limpiar toda esa mierda para luego echar un poco de silicona? claro señora, ahora mismo, para eso estamos.
Me cago en sus putas madres.

Tema para otro dia, ¿por qué en unas profesiones esta mal visto no dar propina, y en otras tienes que comer coños si te la dan?