11.10.06

La obsesión (Parte IV)




- ¡Pasa maja!- dijo Marta-. ¿Cuál era tu nombre? Perdóname, me pasa con todas las nuevas…
- Susana, Susana López. ¿Le ayudo a vestir la cama?
- ¡Muchas gracias! Se nota que vienes con ganas de trabajar, raro en la gente de tu edad… ¡Jaja!

Era el primer día de Susana en aquel psiquiátrico. Ya había trabajado de enfermera un par de años y sabía que la “hospitalidad era muy importante en un hospital”, cosa que su madre le había repetido desde pequeña… Ella también fue enfermera. Marta era la típica enfermera, cuarentona, rechoncha y con las gafas anudadas a un cordón de un color un tanto hortera. Susana debía empezar con las preguntas de tanteo, siempre es bueno saber las anomalías de los pacientes (especialmente si hay alguno peligroso) y cotillear un poco sobre los demás compañeros… No se sentía nada culpable, sabía que los compañeros cotillearían de ella también… Son muchas horas rodeados de gente que no se puede comunicar contigo... Al menos no al 100%.
- Dime Marta, este es el pabellón de patologías leves, ¿verdad?
- No te preocupes, no te encontrarás a ningún interno peligroso, están al otro lado del edificio… Aquí están ingresadas personas como tú y como yo, sólo que ellos han visto más veces “Salsa Rosa” ¡Jajaja!
- Veo que te lo tomas con mucho humor…- Susana estaba un poco contrariada por la actitud de Marta. Nunca había trabajado en un psiquiátrico y los dramas humanos que allí se presentaban se le antojaban lo suficientemente fuertes como para no frivolizar en absoluto… Sin embargo la otra enfermera parecía encantada.
- Hija, cuando lleves 15 años en un Sanatorio Mental estarás como yo… ¡Para que te ingresen en él! Jajaja… No, ahora en serio. Tienes que aprender a reírte, reírte de todo, de ti misma, de los síntomas de algunos pacientes…
- ¡¿Cómo puede decir eso?! Esos pobres no tienen conciencia de lo que les rodea, están atrapados en su propio mundo, sólo ven destellos de éste… Es tan horrible…
- Precisamente porque es horrible hay que desconectar, reírse y dar gracias a Dios. Si sólo piensas en lo horribles que son tus vidas acabarás deprimiéndote. Y te digo una cosa: A veces los envidio.
- Marta, lo siento pero eso sí que no lo comparto -. Susana no tenía la menor idea de lo que aquella risueña enfermera le quería decir con esos comentarios tan… tan… ¿inhumanos?
- A ver, te voy a poner un ejemplo, ven conmigo-. Marta llevó a la novata a la puerta de la habitación 312. Tenía una especie de hueco acristalado para poder ver lo que pasaba dentro. Susana vio a un chaval bastante joven sentado en la cama. El chico miraba hacia la ventana y sonreía, parecía estar absolutamente absorto en algo… inexistente.
- ¿Ves guapa? Éste chaval se pasa el día así, sonriendo. A veces dice algo de “un ángel”, creo que es a lo que mira… Te garantizo que no sufre, “el ángel” siempre esta con él, ni siquiera es consciente de su enfermedad ni de nada que le rodee… Pero sonríe. Es mi paciente favorito, porque vive en un sueño y allí es feliz. Dime tú a mi cuándo podremos nosotras ser felices, con la cantidad de problemas y los miles de quehaceres de cada día… Siempre habrá algo que nos preocupe o nos inquiete, pero él tiene a “su ángel” y no le hace falta nada más… Es feliz en su locura. ¿En serio piensas que sería mejor si él fuera consciente de todo lo que pasa a su alrededor?
Susana enmudeció a causa de la lección de filosofía que acababa de recibir de aquella mujer, cuyo aspecto era el de cualquier cosa menos de pensadora. Fue un bálsamo para su tímido corazón, siempre pensó que le costaría horrores enfrentarse a la locura en su estado más puro… Pero con ese punto de vista las cosas cambiaban… Asintió con la cabeza.
- ¿Y cómo se llama éste paciente? –. Preguntó Susana.
- Pedro Domínguez, si mal no recuerdo.

Fin

Bueno familia, pues hasta aquí llega el relato... Espero que os haya gustado, a mi juicio éste final no es en absoluto un final triste. Para mi próximo proyecto necesitaré un poco más vuestra colaboración, más que nada de los erasmus... Y voy a intentar empezar a postear en inglés tambien... Proyectos ambiciosos pero factibles. Por cierto por Bélgica todo bien, aprovecho para anunciar que lo más seguro es que me quede aquí todo el año... :P
Un abrazo.

9 comentarios:

Xela dijo...

Genial!!Un final inesperado!!Me ha encantado la historia y el final para mi es de lo mejor, no es un final de comieron perdices pero tampoco creo que sea un final triste, solo distinto :) eso me gusta!Asi que una fiel lectora espera tu siguiente relato!

P.D. Me encanta el nombre del ángel ;)

Biquiñoss!!

Falo dijo...

snifffffff :'(

bonito final ose, pero la verdad, viniendo de un erasmus, pensaría que acabaría tirándosela encima del pupitre de la escuela xDDDDDDDDD

muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Anónimo dijo...

LA DARLING GRANAINA
No hay mejor final que aquel que no aparecía en las miles de tus hipótesis.Me encanta ser sorprendida...
Tus letras enganchan Torcuato.

Que no,que no, ¡que el pensamiento no puede tomar asiento!
Hay que ver: tiene guasa enterarse por aqui de que te quedas to el año,no sabes lo que me alegra, ya han pasao mil cuentos por mi cabeza desde que me he enterao.
El viaje de la carcajada eterna...
Parece ser que este cielo que de flamenco tiene poco, va tomando ya sus aires folclóricos,y según lo visto le queda pa ratico.
Niño a ver si le vas a coger demasiado el tranquillo a la ciudad esaq belga de los diamantes...
y vas a dejar de darle brillo a esto.

Can you with your life? I can´t.
me voy, te dejo, y te abandono
hasta dentro de un ratillo que nos veamos , es que este encuadre empieza a liarme

oHe dijo...

Helito! Me encanta el final. Se nota que leimos los renglones torcidos... xD. Me alegro por tí si te quedas todo el año en Bélgica, aunque se echaran de menos tu abrazos... así encontraras algún momento para que te visite xD.

Un behito ohe!

ramoncillo dijo...

olaaaa. Oye pues me ha gustao eh, dentro de na estás escribiendo tus memorias o algo así. jejejeje

que si joe que a veces merece la pena estar loco perdío. oleeee

De todas formas, sé que es necesario
andar contra corriente en esta tierra,
y que en el fondo merece la pena
estar loco, estar loco"

Nachorche dijo...

Genial, una historia tremenda, me ha encantado el "desenlace", aunque he tardado un tiempecito en poder leerla ya sabes lo de mi fucking internet(I was with the monkey of your blog, jeje).
Lo de "desenlace" entre comillas lo decía porque aún quedan muchas preguntas sin responder: ¿será Susana el Ágel?, ¿reconocerá al chaval cuándo lo vea detenidamente?, ¿cuál será el sentimiento que recorrerá su cuerpo al percatarse?, y sobre todo: ¿habría tenido Pedro alguna posibilidad con ella?; pero en realidad me gusta lo del final abierto, ya hablaremos sobre lo que tú opinas que pasaría después, quizá me he rayao y quiero ver más de lo que hay, jeje, pero es lo que tus textos me sugieren, en definitiva: MOLA MUCHO.
P.D.: ¿Tu veías Motivos Personales?, jeje

Zamenhof dijo...

pues a mi me ha encantado.... porque tienes un estilo bueno... no usas grandes palabras ni una retórica grandilocuente para poner mucho sin decir nada.... el estilo periodista abunda... así que se agradece desde el Desierto esta pequeña variedad.

Un abrazo

Josel3 dijo...

lofeeeeeeeee!! ke xulooooo me ha encantao en serio, yo no se de dnd te vienen tantas palabras tecnicas, xk aki tu hermana tiene pokita idea de bonitos palabros. Un beso mu grande ke te cuides, mama ta bien, papa tb, la wela tb, la tita tb, y yo toy to agobía, xo eso es weno a mi eda xD
y sabes? yo tb envidio a esas personas ke son felices en su locura...aki a una no la dejan sonreir mirando pa la ventana. MUAAAAAAAA

Zamenhof dijo...

ains no se como hacerlo ya... mediodormio@hotmail.com mediodormio@gmail.com o grimalista en aol tb tengo mediodormio@jabberes.org


a ver si algun protocolo me deja aceptarte joer