16.2.08

Dolor propio / Dolor ajeno

Empatía: capacidad de ponerse en el lugar de la otra persona.

Hay personas con las que ser empático es como respirar: simplemente sale, no hay que pensar ni siquiera en que lo estás haciendo. A veces me imagino estas relaciones tan especiales y cercanas como hilos, verdaderos enlaces que hacen que la empatía sea algo tangible. Es mi defecto, como ser humano intento materializar lo inmaterializable, desvirtuando quizás el concepto pero ayudando más a mi psique a no volverse majara.

La facultad ha marcado profundamente mi vida. De hecho empecé este blog por Gatsu, que había empezado uno y me molaba la idea, y por el Erasmus, otro acontecimiento que también marcó mi vida académica y en general. Siempre diré que pese a que la tendencia sea de irnos separando, en el entorno de la facultad es donde he hecho y he consolidado mis mejores amistades. Y ciertamente he llegado a empatizar con much@s de ell@s, cosa que valoro como un auténtico regalo del Jefe.

Es por eso que cuando esos vínculos, esos hilos saben que algo va mal, tiran de ti. No puedes evitar sentir que, con la tristeza de esa otra persona, a tí también hay algo que se te va, un trozo de tu ser que viaja a través de los hilos para confortar en lo posible, por muy poco que sea. Es entonces y solo entonces cuando te das cuenta de que todo tiene una importancia demasiado relativa, y no puedes pensar en algo que no sean esos hilos que tiran de tí porque necesitan de tí. Dicen que, cuando nos mudamos, algo de nosotros se queda en el sitio donde vivimos. Pienso que también hay algo de ti que se queda en las personas a las que quieres, y ese algo es el material con el que se hacen los hilos.

Aunque no creo que leas esto ya sabes, para lo que necesites aquí estaré. Mucho ánimo.



P.D. No falla, ya lo dije hace un par de días... siempre ocurre algo en esta temporada.

4 comentarios:

Jose Carlos dijo...

bonito post. un saludo de uno de esos amigos ^^

Rich [boy-fone] dijo...

Las relaciones personales, empatizando con la otra persona, dan cosas buenas y cosas no tan buenas. Pero sin duda de todo aprendes y de todo puedes sacar cosas positivas.

Pero hay que tener cuidado con ser demasiado empático porque puede agobiarte extremadamente. Todo tiene su justa medida y nuestra responsabilidad tiene un límite ( aunque bastante amplio, eso sí).


Lo dicho josele que me ha gustado tu post de hoy.

Metafórico y claro.


Besos blue-eyed boy :P

Charly dijo...

Joder, pequenyo Jose, si cuando tu te pones a escribir... hasta salen cosas bonitas y todo. Estoy bastante de acuerdo contigo en eso de los "hilos", y me parece precioso brindar tu ayuda a alguien que probablemente ahora lo este necesitando, y de una forma tan genial. Espero que sea lo que sea, se sobrelleve bien. Si que es cierto que me comentaste que en esta epoca siempre te ocurria algo a ti o a alguien cercano, y por lo que parece, has vuelto a acertar. Repito, espero que todo este bien, todo mi animo y un abrazo muy grande tio.

No soy ni de tu facultad ni de tu Erasmus, pero creo que sobra decir que puedes contar conmigo para lo que necesites, porque te valoro un monton senyor.

Suerte en tu aventura! Yo hoy he comenzado la mia...

Charly

Oneyed-Jack dijo...

Ya sabes, la vida...no te falta razón, la tendencia es a irse perdiendo la vista, la gente crece y se carga con responsabilidades, que quitan ese tiempo que antes gastabas en tomarte unas cañitas con los colegas.

es ley de vida

pero oye, siempre nos quedarán los bares!

Un saludo!