25.1.09

The boys are back in town

Con esa frase nos recibió Simon en la estación de Hasselt ayer. Durante unas horas el francés, el madriles y el lojeño volvieron a patear las calles de la ciudad que nos acogió hace dos años y medio... Cómo pasa el tiempo!

Los tres teníamos más o menos la misma ruta en la cabeza, así que no nos costó empezar a andar. Primera parada al Seven, que había hambre y esos kebabs no se olvidan fácilmente. Luego al Denco (o Denacht, como se quiera llamar...), que ha cambiado de nombre (De Link), de dueño y de estilo. Ahora es más rollo pijales, y han cambiado las fiestas locas de estudiantes por conciertos de grupos alternativos. Luego tocó ir al Irish Pub, nuestra segunda casa (bueno, para Simon igual era su primera casa...), donde tomamos unas pintas y planeamos nuestra próxima incursión al Parque, a la Oveja, al frituur de Kempische...

Una sensación rara flotaba en el ambiente, todo parecía más pequeño y no nos podíamos creer que ya hace casi dos años que no vivimos allí. Era como si hubiera pasado un mes, nada había cambiado sustancialmente sobretodo para mí, que estuve en Agosto, pero el estar allí de nuevo con algunos antiguos compis hacía que todo fuese extrañamente familiar.

A veces recordábamos anécdotas o preguntábamos por la vida de los demás erasmus... Otras veces simplemente caminábamos en silencio, mientras nuestra mente viajaba un par de años atrás... y sonreíamos, porque es genial estar de vuelta en casa, aunque ya no sea tu casa.

2 comentarios:

aLi dijo...

no me hables de reencuentros ni cosas de esas, que no qiero ni pensar el día en que yo me vaya...

Pd.: del 2 al 4 de febrero en berlin, te apuntas??

Charlotte Harris dijo...

Yo tambien he pensado, como sera, el día que vuelva de nuevo a Bruselas. Y es curioso porque aun no me he ido!
Saludos!