17.3.09

Going Dutch

Ya comenté por aquí que tenía intención de asistir el pasado viernes a un intercambio español-mordoriano organizado por mi cole. Si me paro a pensar, siempre he salido muy contento de ese tipo de reuniones (así conocí a Robert) pero claro, no es lo mismo quedar con una persona que con un número indeterminado de desconocidos...

El caso es que allí me colé y en la fiesta me planté, jupiler para todos y borel nootjes de comer. En el bar ya esperaban unos pocos interesados, pero cuando llegamos nosotros la reunión pasó a una gran sala en el primer piso del edificio, acondicionada para la ocasión.

Entre los asistentes había gente de distintas edades, aunque la mayoría eran mujeres de taitantos enamoradas hasta las trancas de España. Tras comprobar que todo el mundo conocía mi país mucho mejor que yo, me dediqué a responder en castellano los mil millones de preguntas curiosas, dudas existenciales y demás quebraderos de cabeza que mis compañeros de mesa albergaban.

No me percaté hasta pasados unos minutos que, los únicos nativos en la sala éramos una chica mexicana y yo, y sin embargo allí no se hablaba otra cosa que no fuera español... Los belgas satisfaccían su curiosidad preguntándonos, nosotros capeábamos el temporal... Y así fue transcurriendo la noche. Después llegaron más nativos, un chaval de Honduras, un ecuatoriano y una señora argentina. También llegaron más belgas, algunos de ellos solo habían tomado unas cuantas lecciones y no sabían demasiado de la lengua de Cervantes, así que me fui con ellos para practicar un poquito. Aprendí a decir cenicero en holandés (asbak), y me acordé del Karz y servidor aprendiendo a decirlo en inglés, hace dos años y medio... qué personajes xD. Luego, con un poquito de esfuerzo y alguna que otra risa, le enseñé a decir "senisero" al que menos castellano sabía, un señor que tenía a su hija de Erasmus en Graná... anda que no la estará liando parda la niña...

En el evento había gente de muchas ciudades de flanders, y no todos venían por ser miembros de la escuela así que si alguien que lea esto se anima, se reúnen siempre el segundo viernes de cada mes en el café "De Melaan" de Mechelen. Yo pienso repetir :)

8 comentarios:

Charlotte Harris dijo...

Tio, como podias ir por ahi, sin saber decir "asbak", con eso tu modorriano, es completo ahora.

Por cierto, es cierto que lo Belgas aman España, en mi trabajo todo el mundo ha ido alguna vez de vacaiones y conocen bastantes mas cosas que yo conocia de Belgica antes de venir!
Un saludo!

Bultza dijo...

Curioso, yo hubiese llamado nativos a los belgas por eso de estar en bélgica, eso me ha dejado "roto" en tu post ;)

Me muero de ganas por aprender un poco de holandés, soy un vago de muchas narices, arg, he descubierto que en general son los flamencos los que mejor hablan el español, aunque tamb es cierto que conozco a pocos belgas como para generalizar...

Karz dijo...

El ashtray... qué palabro. Me recuerda a pechosh, por lo babeante de su pronunciación.

Aunque la conversación lingüistica por excelencia fue la de aquella tarde con Simon intentando averiguar cómo demonios se decía monedero (coinkeeper o vete tú a saber...). Y eso sin contar mi primer desayuno en Hasselt, que constó, principalmente, de un par de loros (así cruditos, uhm que ricos) :D

PD.: Tioooo, la kedada gallega moló un webaco, pero vamos que cuando te llamamos por tlf tú también ibas de lo tuyo. Un saludo!!

lapetiteenbelgique dijo...

Yo si supiera hablar un poco más de mordoriano me encantaría ir.

El que conozcan más de España que nosotros de Bélgica es, hasta cierto punto, normal. Piensa que ellos se pasan buena parte del año pensando en viajar en vacaciones a un lugar con mejor tiempo, y que al final muchos acaban en España. De todos modos, hay mil tópicos sobre España y los españoles circulando a nivel mundial.

Ainhoa dijo...

Qué bien, al final aprendiste algo más de mordoriano que asbak? Te dejaron hablar? A mí eso de los intercambios siempre me ha llamado la atención, pero en pequeña escala, este me ha parecido un poco multitudinario. Pero quién sabe, igual me animo un día porque nunca, nunca puedo hablar en NL, no me dejan, en seguida empiezan a hablarme en inglés, francés o hasta italiano, por qué será?

Josel3 dijo...

@Charlotte: parece una tontería, pero con las cosas cotidianas es como uno se da cuenta de que está aprendiendo un idioma... :P

@Aitor: NO. No aprendas holandés. Por algo lo llamo la lengua de Mordor... Solo estudialo cuando ya sepas francés e inglés mejor que el castellano (y aún así yo me decantaría por aprender italiano... xD).

@Karz: Decir pechos mola, casi tanto como decir ojete. OJETE. Ese desayuno con parrots... qué grande xD lo del monedero al final se quedó en coiner, se lo recuerdo a Simon siempre que lo veo xD Qué envidia la kdd... cabronesssss (shhhhh)

@Petite: Desde luego siempre es agradable de escuchar como dicen lindezas de tu país, te da una dosis de orgullo patrio... pero claro, a mí también me gustan los sitios a los que voy de vacaciones... vivir allí es otra cosa! :P

@Ainhoa: Yo intenté hablar algo más pero no me dejaban tampoco... Y a parte de asbak aprendí un par de palabrejas más, pero más que nada me sirvió para darme un poco de soltura y practicar. Para aprender ya está el cole :D

Comer, hablar, amar dijo...

Solo hay que ir a Rosas (Barna) y ver la cantidad de belgas que llevan décadas disfrutando del sol para entender de donde les viene ese amor por lo español.

Oz Vega dijo...

Siempre he querido estar en una reunion de personas de diferente nacionalidad...debe ser un deleite escuchar tantos acentos e historias...
que buen blog tienes mi amigo un lujo estar por aqui