26.8.09

Hablemos de zapatos II: Traspiés

Al final, como era de esperar, me tuve que contentar con los zapatos que llevo calzando más de un año. Que si bien no son del todo incómodos, hace tiempo que me quedan pequeños y ya me empiezan a hacer rozadura...

En la tienda antigua ni se molestaron en enseñarme el par: querían ver primero de cuánto cash disponía y en base a ello ofrecerme un par u otro. Yo manifesté mi interés por uno en concreto, pero parece que escapaba un poco a mis posibilidades así que, sin mucha dilación, decidieron prescindir de mí como nuevo comprador.

En la tienda nueva la cosa fué más lenta y después de anunciar a bombo y platillo su oferta, callaron durante más de dos semanas. Por lo visto algún encargado estaba de vacaciones. El caso es que al final llamaron para decirme lo que ya suponía: que le habían dado los zapatos a alguien con más cash.

Al salir, ambas tiendas me dijeron que contarían conmigo si veían algún par de zapatos para mí. Yo me reí por no llorar, sabiendo a ciencia cierta que eso no va a pasar... Así que nada, a seguir buscando zapatería y zapatos.

¬¬

3 comentarios:

Oxygenox dijo...

Pues bueno, ellas se lo pierden :P eres buen cliente, ya verás como alguna zapatería se da cuenta y no te deja escapar ;) bss

Ainhoa dijo...

Ay qué rabia. Yo ando como tú, buscando zapatos nuevos, pero es que soy muy exigente, tengo unos pies muy delicados y no es el mejor momento de andar con exigencias. Así que me quedo con mis zapatos viejos hasta que se rompan, un dependiente me dijo que en noviembre estarían rotos, otro me dijo que seguro que duraban hasta marzo. Así que ando con nostalgia de mis viejos zapatos medio rotos, tan bonitos y sobre todo taaaaan cómodos.
Mucha suerte!!!

Issss dijo...

Anda que no hay zapaterías por el mundo... puff... han perdido un cliente.