22.7.09

Las visitas

Como ya dije en una entrada anterior, este verano tengo muchas visitas. De hecho, este año he tenido la suerte de contar con muchas y variadas visitas que siempre se reciben con alegría: el simple hecho de estar con alguien querido a quien no puedes ver todo lo frecuentemente que te gustaría es para mí motivo más que suficiente. Si a esto le añadimos un tour por la ciudad, hacer un poco el turista por otros municipios o alguna salida nocturna... ¡Qué mas se puede pedir!

Este país me sigue encantando, y enseñar un poquito cómo van las cosas por aquí, o un trocito de mi día a día a mis visitantes es algo que aprecio mucho. Supongo que es mi forma de decir "no os preocupéis, que estoy bien". Además, servidor es muy paternalista y me encanta cuidar de la gente que viene, cebarlos a comer, sacarlos a todas partes, ser el último que se acuesta y el primero que se levanta... soy consciente de que puedo llegar a ser muy cansino, pero hasta la fecha mis huéspedes han aguantado bien el tirón sin tirarme al río así que yo a mi plin :D

El viernes llega la primera de una media de dos visitas mensuales hasta noviembre. En el curro ya se cachondean un poquito de mí y de mi "pensión Josel3", los más antiguos dicen que esto de las visitas es porque "aún llevo poco", que "ya dejarán de venir"... Hasta la fecha mis 30 metros cuadrados de minipiso han acogido a mucha gente y ojalá que siga así por todo el tiempo que esté por estos lares :)


Y bueno, siempre es una buena excusa para darle un limpión a mi guarida :D

16.7.09

Maravillas del Helpdesk

Como ha relatado por ahí la Petite, hoy ha sido un día más bien jodido en la empresa. El barco se hunde y el capitán le ha dado una patada voladora a las mujeres y los niños para subirse en la zodiac y poder estirar los pies. Consuela pensar que en este país el paro es vitalicio (lo cual no sé hasta qué punto está bien...) y que, si nos terminan echando, morirnos de hambre no nos moriremos, pero sigue siendo una full como una casa.

No me cansaré de repetir que este trabajo, a pesar de no ser mi ocupación soñada, me vino muy bien en su día para ver las cosas de otro modo y empezar a sentir que tomaba las riendas de mi vida aquí. También he conocido a gente genial, la mayoría otros 3migrant3s, cada cual con una historia siempre interesante a las espaldas. Es por esto que he decidido escribir una lista con 5 de las llamadas más bizarras que servidor ha recibido a lo largo de estos casi 11 meses, a ver si nos echamos unas risas :D

5

- Hola, llamaba porque no me habéis pagado el alquiler de los locales de calle tal y pascual...
- Esto... pero caballero, esto es el servicio técnico de empleados de la empresa, ¿es usted empleado?
- No.
- ¿Y por qué ha llamado aquí?
- Porque es el único número que me ha cogido el teléfono siempre que he llamado.


4

- Hola, quería reportar una incidencia con mi blackberry, se ha estropeado.
- Vale, ¿qué le sucede exactamente? ¿No recibe e-mails?
- No, bueno, tiene problemas para encenderse...
- ¿Ha intentado quitar la batería y volverla a poner?
- Se me ha caído al retrete, ¿vale?. Créeme, no funciona.


3

- Hola, tengo un problema con mi contraseña, no puedo acceder a la intranet.
- ¿Hay alguna ñ o símbolo en su contraseña? A veces da fallo con carácteres especiales.
- No.
- Los permisos los tiene correctos ¿me puede indicar cuál es su contraseña?
- Otoño .


2

- Hola, quería que me mandarais un técnico, el portátil no me va bien.
- ¿Lentitud generalizada? ¿O sólo en algunos programas?
- No, es que igual le he dado un golpe y no va muy bien...
- Entonces ¿suena como si tuviera algo suelto?
- Bueno, no, a decir verdad, la pantalla está partida por la mitad, pero por lo demás...


1

- Hola, llamaba para indicaros que una máquina está estropeada.
- Vale, indíqueme su localización, teléfono de contacto y nombre de la máquina.
- ¿Nombre? Pues no sé, aquí hay un código muy largo.
- ¿Es un pc fijo o portátil?
- Ehm... No, es la máquina del café.
- ¿Cómo?
- La máquina del café... la del pasillo de Recursos Humanos...



Ains, si no fuera por estos ratos, y otros con menos ropa... :)

12.7.09

Bromeando en Mordoriano

Una de las señales más claras de que empiezas a manejar un idioma es cuando puedes bromear en éste. Me dí cuenta de eso cuando andábamos aprendiendo inglés por Hasselt e intentábamos traducir los chistes que nos sabíamos para deleite de nuestros queridos Markus y Simon, eran la poca compañía internacional que teníamos y había que entretenerlos. Hay que reconocer que al principio las bromas eran bastante malas, y a menudo terminaban en una sonrisa mitad educación mitad compasión pero ¡hey! lo intentábamos.

Poco a poco fuimos mejorando, hasta que un día volviendo de Maastricht algo perjudicaos, Akif soltó la broma padre a cierto pelirrojo:


Karz: Akif, you have a very funny face! (Akif, tienes una cara cachondeo que no puedes con ella ioputa!)

Akif: What ? Did you look in the mirror ? (Pero tú tas mirao al espejo cabesa?)


Creo que no me he reido tanto en siglos, nuestro turco estuvo rápido y asestó una puñalada de penamiento al Karztoni, que sólo podía mirarme mientras se secaba las lágrimas de la risa-penamiento.

El caso es que hoy iba con Farit en el tranvía a la estación y en uno de los acelerones, una señora de unos 40 se ha caído encima mía situando sus pechos entre mis barbas (me faltaba chorrear sangre para ser igualito a Mutenroi, de Dragon Ball :P). La mujer se ha retirado cuando ha podido, toda roja y disculpándose, circunstancia que he aprovechado para decir:

- Dat is nieks mevrouw, ik ben al gewend ... (No se preocupe señora, ya estoy acostumbrado).

La mujer se ha puesto más roja todavía y se ha empezado a descojonar mirando a la amiga que venía con ella, que hizo un gesto como de caerse hacia mí diciendo "Yo también quiero". Contado en frío no tiene tanta gracia, y está a años luz de la coña del espejo, pero yo me he sentido super orgulloso de poder sacar mi humor. Poder bromear en mordoriano es seña de que el curso no ha caído en saco roto, y aprender el idioma local es todo un paso hacia la integración. Como siempre, poquito a poco, sin prisa pero sin pausa. :)

De postre, canción molona (no, no es Vetusta Morla :P), que desde que la escuché en el nuevo trailer de la tercera temporada de LQS me tiene enganchado!

11.7.09

Escúchala, la ciudad respirando

Te sientas en el tren, entre una chica árabe y un chico de color. Piensas en la emigración, en la mezcla tan brutal de culturas y personas de éste país. Recuerdas las palabras desaprobadoras que alguien dijo alguna vez, recuerdas que a veces no te sientes seguro. Piensas también en que este tampoco es tu país, y que es probable que tus compañeros de viaje incluso hayan nacido aquí. No tienes más derecho que ellos a llamar a esto "tu país", no eres más normal que ellos, ni más raro.

Ves como la chica se gira hacia el negrito y le hace gestos mientras dice "Antwerpen Berchem". El chico se lo agradece con una sonrisa y se levanta. Piensas en la inseguridad de hace unos momentos y respiras hondo: ésta clase de escenas se repiten cada día, pero hay gente que se empeña en no querer verlas. Ésta es la Bélgica que me tiene enganchado, y no la que unos pocos se empeñan en implantar tapando sus ojos ante la riqueza de la multiculturalidad. Pensamientos negativos que, sin perspectiva, pueden ser altamente contagiosos.

Este país es tierra de nadie, y tierra de todos. Tradición y novedad, cultura y marginalidad, elitismo y belleza natural, personalidad apersonal... muchas cosas en poca extensión. Y me encanta subirme al tejado, cual liricista, para seguir observando cada detalle.

"Si el público se queja, de una canción sin moraleja, desde el tejado les lanzo una teja." - SFDK , El liricista en el tejado


2.7.09

May the force be with you

Existe una especie de ritual-costumbre en mi empresa por la que el 90% de las nuevas incorporaciones pasan. Resulta de que pasados unos 30 días desde tu incorporación, un buen día dirás la mágica frase:

"El día que me vaya..."
.

A ésto le suelen acompañar un par de improperios al jefecillo de turno, menciones a la familia de algun usuario al que ya se le tenga un poco de manía, un pensamiento para nuestra querida ETT... He escuchado tantas formas de completar esta frase que he aprendido a analizar a las personas partiendo del momento en el que la dicen: si se quejan mucho aguantarán mucho, si hacen énfasis en los usuarios no durarán demasiado, si hablan del contrato es que ya llevan tiempo buscando otra cosa, mirando y comparando salarios y condiciones laborales... Lo que yo te diga, debería haber sido sociólogo.

La gente viene y se va, mi lugar de trabajo es algo que poca gente se plantea como un sitio donde hacer carrera, y los altos cargos tampoco lo ponen fácil. Al principio es interesante, conoces gente contínuamente, gente que ocupa un pedazo de tu vida durante más o menos meses, gente con la que compartes tu versión de "El día que me vaya" y a la que escuchas decir la suya con una sonrisa...

Estas últimas tres semanas se ha ido mucha gente, algunos con los cuales tenía muy buena relación. La gente se va, bien porque encuentran otra cosa, bien porque se cansan del mal tiempo y se vuelven a su país, bien porque no quieren volver a ver un ordenador en su vida... y ves como sus frases de "El día que me vaya" no se cumplen del todo, pero da igual, porque se van y es lo que todo el mundo quiere. Entonces te miras, recuerdas que en un par de meses hará un año que tú mismo dijiste por primera vez "El día que me vaya" y piensas que el destino es, a veces, demasiado irónico.

Para bien o para mal, aquí seguimos. Y a mí últimamente se me antoja pensar que es para bien. Luchando por un futuro un poquito mejor y enamorándome cada vez más de esta ciudad. Algún que otro proyecto ronda mi cabeza, tengo bastantes viajes y visitas en este verano y la ola de calor que sufre Bélgica me recuerda que no todo va a ser siempre mal tiempo.


(Ahora es cuando empieza a llover :P)