28.1.10

Cancún

Playas blancas, palmeras, agua azul cristalina, guiris rojos como camarones... Cancún se extendía ante nosotros, que nos creíamos dueños del paraíso, y no dudamos en caminar hasta encontrar la calita que mas nos gustase... Y así lo hicimos.

Todo era idílico hasta que nos dimos cuenta de un pequeño detalle: todo el mundo llevaba una pulsera de plástico coloreada. Le preguntamos a un camarero y resulto que la playa era propiedad del hotel que había al lado. Y que no había una playa publica en kilómetros.

Le preguntamos entonces como salir a tomar un taxi, y nos indico muy educadamente que desde luego no por el hotel: no éramos clientes así que no podíamos pasar por las instalaciones. Estábamos atrapados en el paraíso.

Sin playa y sin cerveza José pierde la cabeza, así que nos fuimos al siguiente hotel con nuestra mejor sonrisa y nuestra muñeca escondida. Siempre he estado en contra de los "todo incluido" y, aunque el hotel tenía muy buena pinta, sigo prefiriendo el turismo extremo :D

Por cierto, si os tenéis que inventar un núm. de habitación, la 208 parece existir en todos lados... XD


- Posted using BlogPress from my iPod

4 comentarios:

Henmex dijo...

Ummm no se si te has dado cuenta de la Humedad o es solo cuando estuve yo alli.... era un quererse morir... peor que por aquí en el Pacífico...
Ayer tuve un chacalón estrellao XD

Иван dijo...

No conozco ningún paraíso, desde el bíblico hasta el que narras, pasando por los literarios, que no haya sido una cárcel...

Curioso.. ¿no?

Saludos

Falo dijo...

jejejejjje la picaresca triunfa sobre la tiranía de los hoteles propietarios de playas

viste algún tiburón? mi tío el largo estuvo allí de viaje de novios (hace mil ya...) y tiene una foto sujetando un tiburón que se había quedado barado jeje

Pd. ya estarán las ganas de matar aumentando no? x'D

Santiago dijo...

la verdad que cancun es un paraíso, sus playas y hoteles, todo de primera, yo viaje el año pasado luego de haber estado en uno de los apartamentos en buenos aires por trabajo. Fue un viaje excelente, espero poder volver a playa del carmen