10.3.10

Cuidado, que llega Marzo

De un tiempo a esta parte, el mes de Marzo se ha caracterizado por ser un mes de auténtica mierda. El año pasado lo comenté en el blog y a los pocos días algo pasó. Este año no quise dejarme llevar por el negativismo y ni mu, no dije nada, pero parece que a la maldición de marzo le importa poco.

En primer lugar, la mudanza *arcadas*. Tenía que haber avisado con 3 meses de antelación que me iba del piso, normativa belga... se me pasó unos días por gilipollas, y por gilipollas ahora tendré que buscar a alguien que me reemplace. No creo que me cueste demasiado ya que mi minipiso, aunque pequeño, es muy majo, pero es un quehacer más que me podría haber evitado simplemente revisando el contrato un poquito antes. Me lo tengo merecido.

En segundo lugar, burocracia belga *más arcadas*. Al que diga que el papeleo en españa es el peor de europa le invito a venir aquí e intentar entender este sistema. Resulta DE QUE en mi anterior empresa, contratado por ETT, me adelantaban todas las semanas un dinero en concepto de vacaciones (cosa curiosa, porque luego las vacaciones eran no pagadas...), y al cambiar de ese tipo de contrato al contrato fijo que ahora tengo, les tengo que devolver ese dinero. En mi empresa actual tengo un contrato normal, que son 14 pagas (los 12 meses + la extra + la de vacaciones), así que ese dinero que les tengo que devolver me lo quitarán de la paga de vacaciones... pero ahí no queda la cosa! La cantidad es mucho mayor, así que a efectos prácticos, será como si no cobre un mes. Me han explicado los motivos, del derecho y del revés, y yo sigo sin entenderlos, pero bueno, seré pobre gracias al sistema belga.

Estos problemas son realmente tonterías, comparado con lo que no deja de rondar mi cabeza. A alguien muy cercano le han diagnosticado una enfermedad muy mala. No quiero dar detalles, simplemente expresar la impotencia que uno siente al ver que estas cosas pasan de una forma increiblemente aleatoria, y lo poco que se puede hacer. Je crois que tu ne me lis pas, mais tu connais dejà ou je suis, et ou je serais. Siempre quise escribir algo bonito en francés.

Pero bueno, no todo van a ser penas. Marzo trae mucho viaje también, mayormente por trabajo, aunque me las he arreglado para poder pasar este finde en Barcelona, ciudad que por fin conoceré (es una vergüenza que todos los belgas hayan estado allí y yo no). Después de eso vienen Madrid y París. Y unos días después, también por trabajo, Birmingham, que coincidirá con el aniversario de mi nacimiento. Es curioso como la vida va dando vueltas y evolucionando de unos modos tan serpenteantes: estos últimos 3 años he celebrado mi cumpleaños en 3 países distintos, y ahora vamos a por el cuarto, también en otro país. Me considero afortunado, y tengo motivos para dar gracias a Dios y tirar p'alante ante la adversidad. Pero por favor, que se acabe marzo ya.

5 comentarios:

Mr_Toad dijo...

Après la pluie le beau temps. Piensa que el tramo de cosas malas de Marzo acaba el día 10. Y a partir del 11 vienen las buenas. Ánimos.

La dijo...

De verdad que te hacen eso por haber estado por ETT? Algún día, con una cerveza, me lo explicas a ver si lo entiendo. La que me va a caer...

Besos y ánimo

Ainhoa dijo...

Pues quese acaben pronto las cosas malas de marzo. Si te sirve de consuelo, eso del sueldo pasa siempre cuando cambias de empresa aquí en Bélgica, en mayor o menor grado dependiendo de las diferencias de sueldo.

Falo dijo...

vaya mesecito...

Marzo, el mes de murphy

ánimo tio, que ya estamos a 17.

Correcaminos dijo...

Creeme, suele ser peor febrero