19.8.10

La blogosfera sigue ahí

Facebook ha matado a los blogs. Es un hecho. La gente ya no salta de blog en blog, es más guay saltar de perfil en perfil pq con suerte alguno tendrá las fotos sin proteger y podrás cotillearle su último cumpleaños, sus vacaciones en Torre del Mar o hace hipótesis sobre si el que aparece en más fotos con el/ella es su novio, su hermano o su mejor amigo.

Yo también he caído, que conste. Tengo en RSS a la gente que he leído durante años, pero no busco nada nuevo, no tengo interés por leer nuevos blogs y eso está matando a este.

Pero entonces uno se encuentra con joyas de este estilo. Todo el blog de la Señorita Barbijap... me ha parecido una pasada. Divertido, fresco y sincero. Y andaluz! Cito un trocito de un texto, con el que me he sentido muy identificado:
Esto me duele pase lo que pase, me hace llorar sea como sea, me incomoda todo el rato. Cuando te acercas no puedo dejar de alejarme, y cuando te alejas recuerdo con nostalgia cuando estabas a mi lado. Porque si imagino un dolor más grande que estar sin ti, es estar contigo y saber que un día se acabará. No quiero tener que echar de menos tus besos, ni tus palabras de amor, ni tu olor, ni tus mensajes, ni tus risas, ni tu sexo, ni tu manera de hacerme sentir.

Quererte es una mierda, pero pienso en olvidarte y me dan ganas de que se acabe el mundo.

Dejémoslo en que yo te sigo queriendo, y tú sigues tu vida. Así, sin más. Es el mal menor.
Señorita Barbijaputa, es usted una pedazo de crack. Y yo voy a retomar el blog cueste lo que cueste.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

bravo vemgaaaa

Barbijaputa dijo...

Wala, gracias!

Secretaría dijo...

Llevo mucho tiempo leyendo tu blog sin comentar, pero hoy he querido hacerlo para darte las gracias por los buenos ratos que me haces pasar leyendo tus peripecias, tus reflexiones y en general tu forma ver el mundo. Por favor, ¡no dejes de escribir!

Philipus dijo...

Nunca dejes de escribir, Joselillo, la blogosfera nunca será igual sin tus aportaciones y no dejará de existir mientras tus exquisitas palabras la sigan poblando.
Un abrazo, de los nuestros, de alguien que te quiere y te aprecia un montón.