20.7.10

Suele pasar

Suele pasar que cuando uno tiene más cosas de las que escribir, es cuando menos escribe. Al menos es lo que me pasa a mi, y últimamente hay tanto barullo en mi cabeza y en mi vida que sentarme a escribir me cuesta la misma vida. Pero bueno, aquí estamos otra vez para contar aventuras varias.

Empezamos por una noticia "mala", mi amada lavadora del descansillo ha pasado a un estado superior. Básicamente se la han subido al primer piso, que para algo la del primero es la dueña. Descubrimos esto gracias a un gentil cartel en holandés escrito en la parte de atrás de unas instrucciones de ikea, que decía (literalmente) "NO UTILIZAR! PROPIETARIA: ZORRA PRIMER PISO". Vale, lo de zorra es un poco gratuito y no lo ponía, pero es que no quiero dar nombres :D Al descubrir el cartelito llamé a mi casero y le dije que me parecía muy bien que la chica se comprara una lavadora, pero que la tuviera en su piso y no en una zona común gastando nuestra electricidad y nuestra agua. También le recordé que él nos había prometido una y me dijo que intentaría negociar con la chica para ver si se la revendía. A los 2 días no había lavadora :( Sigo esperando la lavadora buena, a ver si de una vez puedo respirar tranquilo. Estos belgas lían cada chanchullo...

De cosas bonitas puedo contar que, a parte de que está haciendo un tiempazo en Belgium que quita to er sentío (de hecho me he tenido q comprar un ventilador!) ando enfrascao en un proyecto humorístico que poquito a poco va tomando forma: A las borricadas es un tumblr de humor gráfico hecho por Karztoni, Barbini y servidor sin más pretensiones que reirnos un rato entre nosotros e intentar hacer reir a los demás. Recogemos cosas de la red pero intentamos a la vez sacar nuestras propias tontadas para no ser un simple eco de internet. Así que ya sabéis, ALB, vuestro "blog" de humor :D

Y hasta aquí pescao vendío. Mañana es el día nacional de Bélgica, se celebra su independencia de Holanda y, aunque es una putada que un festivo caiga en miércoles, no viene nada mal en la semana que estoy teniendo a estas alturas. Además, que a este país le quedan 2 telediarios, a saber hasta cuándo podremos celebrar día nacional :P

16.7.10

Ahmet Yildiz, o la importancia de ser uno mismo


Hoy hace 2 años que lo mataron. En una cafetería de Estambul, su ciudad, a tiros, todo preparado por su familia. Lo que viene siendo una "muerte por honor", porque Ahmet era una deshonra. Tenía 26 años.

Su afrenta consistió en ser homosexual abiertamente. Porque claro, si uno es un polilla y se queda en el armario sin hacer ruido, pues ni tan mal. Pero si uno es tan inconsciente (o tan auténtico) como para vivir lo que es... mal asunto!

No voy a entrar al trapo con el tema islámico, porque aunque parezca imposible, no todo lo árabe es intolerante ni mucho menos. Tampoco voy a meterme en el tema familiar, por muy increíble que me parezca que seas capaz de matar a alguien de tu propia sangre. Sólo quiero que los poquitos lectores que pasen por aquí piensen en él un momento, y en por qué murió.

Hay mucha gente que está en contra del día del Orgullo gay. Afirman que se ha convertido en una fiesta (y no les falta razón en esto) y que ya no hay nada que reivindicar. Queridos amigos, por cada plumífera que sale en ese desfile pegando botes encima de una carroza a ritmo de Lady Gaga, hay 20 chicos de pueblo que si sus amigos se enteran de que no les gustan las chicas, lo más probable es que se lleven una paliza. Y en este caso no hablamos de pueblos turcos ni mucho menos. Mientras siga existiendo esta posibilidad, este miedo a ser uno mismo, esta opresión por parte de la sociedad... hay que hacer ruido.

Ahmet hacía ruido, era militante de una importante asociación LGTB y luchaba por los derechos de los que, como él, querían ser ellos mismos. Probablemente hacer ruido le costó la vida, así que que nadie me venga a decir que no es necesario. Descanse en paz.

5.7.10

13 Rue del Percebestraat

A pesar de llevar poco tiempo en el neopiso, ya hay un par de anécdotas curiosas que contar...

- Un buen día descubrí que, al poner la Ketel a hervir agua, los plomos saltan. Me fui para el sótano a levantar el automático y cual fue mi sorpresa al encontrarme que aquello no subía. El sistema tenía una pantallita de cuarzo donde se podía leer OFF, un par de botones y una ranura como para una tarjeta. Aún no sé en qué momento se me ocurrió meter mi tarjeta de crédito ahí y ponerme a pulsar botones aleatoriamente, pero el caso es que en la pantallita se pasó de OFF a un numerajo, y pude subir el automático. Nadie me ha sabido explicar el por qué, pero por si acaso miro mi cuenta bancaria todos los días no sea que me peguen un sablazo y yo no me dé cuenta...

- Otro día fui a poner la lavadora, que se encuentra en el descansillo del bajo, con tanta pericia que olvidé las llaves dentro de casa. Era un poco tarde pero yo no quería llamar a un cerrajero por una tontería de puerta, así que avisé a Kat y Dany y les pedí herramientas varias.

Ahí estoy yo intentando forzar mi puerta. Y digo bien, intentando, porque no lo conseguí (pero gracias Dany por inmortalizar el momento, lo aprecié mucho...). Tras intentarlo con tarjetas de crédito descubrimos que esta vez el dinero no iba a solucionar nada en ese formato, así que terminamos llamando al cerrajero. 2 minutos de trabajo, 100 euros y la sensación de que uno ha elegido una salida profesional MUY equivocada...

- Los vecinos son curiosos. Justo debajo vive una supuesta española con su hijo adolescente (sí, en un apartamento como el mío...). La señora en cuestión a mi me parece más árabe que otra cosa, por su acento más que nada, pero pasa mucho tiempo en Granada (oh casualidades de la vida) donde reside y trabaja su novio, y donde parece que trabaja ella de vez en cuando. Al llegar me pidió que saliera con su hijo, que no sale mucho... yo en aquel momento dije "esta mujer está chalá" pero supongo que lo suyo era un intento de dejar al crío en buena compañía. A sus 16 años se pasa las tardes fumando porros y escuchando música a toda leche... ¿juventud divino tesoro?


Teniendo en cuenta de que llevo unos 30 días y que la mitad de dichos días he estado fuera, me asusta el índice de anécdotas por día :/ Me voy a recojer la ropa de la lavadora... deseadme suerte!! :D

p.d. por cierto, la renta me ha salido a devolver, y no 12 céntimos Makea, tampoco mucho más pero no 12 céntimos xD