20.3.11

Los abuelillos

Cerca de casa hay una enorme residencia de ancianos. La verdad es que nunca había visto una residencia así distribuida: cada persona tiene su "apartamento", habitaciones bastante amplias, con su tele, sus muebles y, etc... Y en el centro del edificio hay varias salas de estar y comedores grandes, donde socializar. Como en la mayoría de edificios belgas, la planta baja no tiene ni rejas ni persianas y se ve todo, y al principio me llamaba mucho la atención, y me daba bastante pena ver a los abuelillos ahí, tan afinados, en su "guetto" particular. No sé por qué pero siempre he pensado que los ancianos deben estar a disgusto ahí.

Entonces un día que pasaba por allí con E., vi como él levantaba la mano y saludaba a uno de los ancianos que se asomaban a la ventana. "¿Lo conoces?" pregunté, a lo que él me respondió "Qué va, pero siempre que paso me saluda, y yo le devuelvo el saludo, y siempre me sonríe." Desde aquel día yo también saludo al señor mayor, que igualmente me sonríe. Y desde aquel día, empecé a pensar que quizás no estuvieran tan mal allí, o que simplemente estuvieran allí porque no les quedara más remedio.

En España aún tenemos muy arraigada la costumbre de cuidar de nuestros mayores, aunque supongo que eso cada vez irá a menos, por esa maravillosa manía que tenemos de europeizarnos. Aquí me he encontrado con muchas personas mayores que vinieron de España en su día y que, por h o por b se terminaron quedando. No sé si a mi me tocará algún día estar en una de esas residencias, ni sé si me gustaría... pero para eso todavía queda mucho :)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola!

Bueno, no tiene nada que ver con este post, (o sí si miramos las edades y eso). Muchas felicidades, Cobos, desde Las Palmas. A ver si un día coincidimos por algún sitio..jeje.

Maripepa

E. dijo...

Pues eso que muchas felicidades y por cierto ya queda menos... Viejuno!!! LOL