8.3.11

Sal de tu tierra

"Sal de tu tierra y de tu patria y de la casa de tu padre a la tierra que yo te mostraré... Marchó, pues, Abraham, como se lo había dicho Yahvé" (Gn 12, 1. 4a).

Hace ya varios meses que escucho y leo la misma cantinela. España va fatal, la crisis va a peor, la gente está harta de los políticos, de la corrupción, de los precios desorbitados de las casas, del paro, de las condiciones laborales, de los enchufes... Pero no veo mucha acción, ni mucha protesta, ni la gente sale a las calles. A lo sumo, alguno se anima de una vez a dejar el país, aunque son muchos más los que hablan de dejarlo sin moverse del sillón.

Yo, haciendo honor a la verdad, no me fui de España porque estuviera mal allí. No fui un visionario y ni mucho menos salí corriendo al ver las orejas al lobo. Me fui porque me apetecía pasar unos añitos fuera, pero siempre con la cabeza puesta en volver. Y me gustaría pensar que se podrá volver, pero desde luego que ahora no.

Hace unos días, leía esta tira de Mel y no sabía si reirme o llorar. Hace muchos meses que no soy el único de mis amigos que se ha ido a buscarse las habichuelas a ultramar, y parece que el grupo va aumentando. No deja de resultar triste que la única salida digna que tenga mucha gente para salir adelante sea, simplemente, irse de la tierra que le vió nacer y crecer, pero también que le formó e invirtió en su preparación. Ya no es una fuga de cerebros, como se decía antaño, cuando los más listos del país se los llevaban otros países más listos. Ahora es fuga de personas, más o menos listas, más o menos válidas pero igualmente formadas y válidas para levantar una sociedad y un país que no son los suyos.

Y así estamos algunos, entre la espada y la pared. Trabajando lejos para poder hacerlo a gusto, pero sin estar a gusto por no estar cerca de la gente que ha estado ahí a lo largo de toda tu vida. Supongo que es cuestión de prioridades y uno debe decidirse por lo que le duela más. Yo ya sé lo que me duele más y en función a eso he decidido. ¿Habrá hecho todo el mundo, todos los parados, todos los jóvenes sin posibilidad de encontrar trabajo, una reflexión así?

3 comentarios:

Side Show Bob dijo...

Lo más jodido de todo es no tener la posibilidad de elegir. Mucha gente pasa por asesoramiento (por mi mesa, vamos) para que les diga qué trabajo hay en el extranjero porque se van, de lo que sea y como sea. Pero no es tan fácil.
No conozco a muchos que se hayan ido al extranjero pero lejos de su casa, sí, muchos, y cogiendo lo que sea, no empleos de calidad.

Anónimo dijo...

Hola Jose, hace unos días un alumno me prestó un libro sobre "La Buena Suerte", después de leerlo me quedo con la conclusión que, "si queremos obtener resultados diferentes debemos hacer cosas diferentes", y que lograr nuestros objetivos requiere esfuerzo,curre, mucha valentía..., eso es lo que creo q has tenido tu: ánimo, trabajo, esfuerzo y valor.... a mi alguna gente me dice, tu sobri ha tenido buena suerte: trabaja fuera, sabe idiomas.....
Un abrazo mi Jose. Eu.

Buy Online dijo...

eeehhh... disculpa sigo metida en tu blog me parec algo interesante tu peculiar manera de pensar... te are una pregunta por simple curiosidad, espero que puedas responderme... eehh ¿ que tan difícil fue para ti adaptarte a otro país, otro idioma y lejos de tu familia? te lo pregunto porque realmente nunca me he imaginado estar lejos de mi mama o de alguno del resto de mi familia, aunque si tengo demasiadas ganas de conocer algunos países asiáticos y europeos...